Mascarillas para niños y niñas

Nos guste o no, las mascarillas han venido para quedarse, por lo menos, durante un buen tiempo.

Como ya todos sabemos, son imprescindibles para salir a la calle, ir a comprar, ir a trabajar, ir a tomar algo o para realizar cualquier otra actividad.

Las mascarillas se han colado en nuestro día a día dado a la pandemia que nos está tocando atravesar, siendo hasta ahora, un producto de uso más extendido en países asiáticos que occidentales.

Esta creciente demanda, hace que hayan surgido muchas nuevas tiendas dedicadas a la comercialización de este producto, así como ha provocado que grandes marcas deportivas y de moda hayan lanzado sus propuestas para este nuevo complemento.

Al principio de la pandemia, hubo una etapa en la que encontrar este accesorio era realmente difícil, pero a día de hoy, es muy habitual encontrar mascarillas higiénicas de todo tipo: estampadas, lisas, a topos, de camuflaje, de algodón, reutilizables, de un solo uso…

De momento está claro que nos tendremos que acostumbrar a usarlas así que encontrar nuestro modelo ideal, es bastante importante. Y si hablamos de mascarillas para niño y niña, más todavía.

Interesa que la mascarilla quede cómoda y que se amolde bien a la cara así como que no se nos baje o nos quede holgada para una óptima protección.

Los niños y las mascarillas

Es cierto que, para niños menores de 5 años, no es obligatoria la mascarilla pero sí que la deben de llevar a la entrada y salida del colegio.

Esto es así porque para los niños y niñas, especialmente en edad de educación infantil, es muy importante el contacto con la persona a la que se dirijan y es que, con la pérdida de la referencia facial, se pierden también muchos elementos importantes de la comunicación no verbal.

Los pequeños, se fijan mucho en la cara, en el sonido de la voz, en los gestos… y los usan como referencia para saber con quién están tratando y poder obtener más información adicional a las palabras.

Esto puede dificultar la comunicación e incluso crear miedo (sobre todo en niños de 2-3 años).

Además, junto con las noticias alarmistas, esto último se puede agravar. Los niños y niñas pequeños hasta los 7 años aproximadamente, no saben distinguir bien la realidad de la fantasía.

Soluciones

Es por eso que es importante controlar la información a la que tienen acceso y no crear más alarma de la que ya existe porque ellos tienen dificultades para diferenciar y pueden asustarse de más injustificadamente.

Lo ideal es ofrecer información clara, pero con tranquilidad y sin crear más tensión ni miedo adicional.

Por suerte para todos, los niños se suelen amoldar muy bien a los cambios y para muchos de ellos esto de las mascarillas es como una especie de juego.

Para niños que tengan miedo de las mascarillas, les puede ayudar mucho hacer algún juego simbólico en el que un médico trata un paciente o se puede invitar al pequeño a dibujar a sus personajes favoritos con una mascarilla.

 Son muchas las ideas que uno puede llevar a cabo para que el niño o niña acepte mejor el hecho de que todos tengamos que llevarlas y también se puede aprovechar para informar al pequeño a través de cuentos o juegos en los que el famoso accesorio esté involucrado. De esta forma se conseguirá que el pequeño lo acepte como algo cotidiano.

Por último, en Funnykiddy nos gusta pensar en la salud pero también en el medioambiente. Las mascarillas que ofrecemos no son de uso médico, están pensadas para niños y niñas y todas ellas están hechas con telas reutilizables.

Esperemos que de aquí a no mucho, podamos ver el uso de las mascarillas como algo extraordinario y podamos jugar todos juntos ¡sin ningún miedo!

Deja un comentario