dou dou mantita bebé recién nacido

Es bastante habitual que cuando uno espera un bebé le digan esa frase de: “pues descansa porque después no podrás dormir”.

Pues bien, no les falta razón, pero tampoco les sobra. Es cierto que las necesidades del sueño de los bebés y niños pasan por distintas etapas conforme va avanzando su crecimiento.

Los motivos por los que un bebé o un niño/a tiene problemas para conciliar el sueño, son múltiples. Cuando son muy bebés se suele deber a que no saben diferenciar el día y la noche.

Ellos acaban de salir de su cascarón y en su mundo no existen conceptos tan básicos como que de día uno se mantiene activo y de noche uno duerme. Es con el paso del tiempo con el que poco a poco y con ayuda de los papis se van adaptando a esta realidad y la van aplicando en su día a día.

Para conseguir acelerar un poco este proceso se suele recomendar no poner al bebé a oscuras duermen en horas diurnas y seguir con la vida normal en la que se incluyan los ruidos típicos de la rutina diaria. Los mismo ocurre con la noche, pero de forma inversa, en ese caso lo ideal es proporcionar un ambiente muy relajado con luces tenues y ruidos suaves.

Una vez el bebé empieza a tener un sueño más o menos estable, es de vital importancia el seguimiento de patrones y rituales que les ayude a anticipar los acontecimientos.

Estos rituales los decide cada familia, pero al final todos acabamos haciendo algo muy parecido a: ducha – cena – cuento – cama.

De esta forma ayudamos a los bebés a saber cómo actuar en cada situación, consiguiendo que se relajen más fácilmente y que se acostumbren a seguir estos pasos.

Aún así muchos bebés y niños tienen problemas sobre todo para dormirse ellos solitos.

No es muy raro encontrar padres y madres que tienen que ayudar a sus pequeños a dormirse porque les cuesta mucho hacerlo por sí solos.

Aquí entran todo tipo de tácticas, desde el clásico meneíto con el eaeaea, al paseo con el carrito o con el coche, cantar nanas, acostarse con ellos, dormirles en brazos, practicar colecho, proporcionarles un chupete como consuelo, darles una infusión… ¡quizá te haya tocado practicar más de una de estas tácticas a la vez!

Ahora os vamos a contar nuestro secreto… ¡los dou dou o mantitas de apego!

Son los compañeros indispensables para todo bebé o niño con problemas para dormir o con problemas de ansiedad por separación. Por si no sabes de qué estoy hablando, me refiero a los peluchitos que van unidos una mantita.

Un super truco que suele funcionar con bebés recién nacidos es el siguiente: limpiar bien el dou dou y acostarse con él (si, me refiero a la mamá o al papá, pero especialmente a las mamis) para que el muñeco adopte nuestro olor. Después ya se lo puedes dejar a tu bebé en la cunita para que se sienta realmente acompañado y seguro.

A muchos bebés les encanta tocar algo mientras concilian el sueño… en la barriguita cogían el cordón umbilical, pues en la vida real pueden optar por su dou dou.

Otro punto fuerte que tiene la mantita de apego es que nos puede ayudar a reforzar el ritual del sueño. El bebé, a partir de los 4 meses, ya reconoce el muñeco y lo asocia con la hora del sueño.

Se suele recomendar tener más de uno, sobre todo si al bebé le gusta. Más que nada porque lo suelen llenar de todo tipo de sustancias (los que sois padres seguro que ya me entendéis) y así uno se asegura disponer de este peluchito imprescindible en todo momento.

En nuestra tienda podréis encontrar una selección de dou dou preciosa en los colores clásicos de bebé. Tenemos perritos, ovejas, conejos… y como muchos de nuestros accesorios, ¡son personalizables!

Puedes bordar el nombre de tu pequeño, un dibujo o combinar un nombre con un dibujo y conseguir un dou dou totalmente exclusivo.

También hay que destacar que se trata de un regalo para bebé recién nacido estupendo, los papis seguro que te lo agradecerán.

Solo tienen un punto negativo y es que si a tu bebé le gusta mucho su dou dou… ¡más vale no perderlo! Por eso también el truco de tener más de uno. En caso de perderlo, las consecuencias pueden ser devastadoras.

Os dejamos este link, en el que podréis encontrar más información relacionada con el tema y muchas sugerencias muy interesantes.

Si sabéis algún truco más para que los bebés y niños duerman bien, nos podéis escribir un comentario. Suele ser muy divertido escuchar las ocurrencias de los papis y mamis.

Y es que la maternidad y la paternidad nos dejará sin dormir, pero nos vuelve mucho más ingeniosos.